Polémicas decisiones de un jurado cuestionado

No es ninguna novedad. Todos los años, cuando se da el nombre de las murgas que superan la criba y pasan a semifinales, suenan voces disconformes, junto con las de júbilo de aquellas murgas que logran entrar en el grupo de las dieciocho semifinalistas.
Pero este año, y de forma clamorosa, la decisión ha sido bastante más polémica que de costumbre. En primer lugar, el jurado dejaba fuera de semifinales a una de las murgas finalistas del año pasado, los Water Closet, y no porque no lo hicieran bien, sino que los descalificaban por emplear música no original en sus cuplés. Esta decisión ya ha sido recurrida, y esta misma mañana conoceremos el resultado de ese recurso.

La mura Titirimundi, con una de sus mejores actuaciones, digna de final, se ha quedado fuera de semifinales

Independientemente de este hecho, llama la atención que murgas, que habían destacado con actuaciones especialmente espectaculares y del más alto nivel, tanto musical como literario, y con puestas en escena memorables, se hayan quedado privadas de un sitio más que merecido en semifinales. Entre estas, y a mi juicio, Las Chimixurris, los Titirimundi o Los Chalaos.
Del mismo modo, resulta llamativo que otras murgas, que no han aportado nada nuevo al concurso, sino más bien, nos han recordado actuaciones pasadas, y otras que, a parte de algunas gracias aisladas, han tenido actuaciones que pasarán con más pena que gloria, hayan encontrado hueco.
Es evidente que cada uno tenemos nuestros gustos, y que si a mí una murga me parece buena, no le tiene por qué parecer lo mismo a otra persona, pero para un jurado, que valoran las actuaciones sobre criterios técnicos, no debería resultar así. En cuanto a originalidad del traje, o en cuanto a puesta en escena, murgas como las ya mencionadas, tenían actuaciones sencillamente espectaculares. Además, se unían a ellas unas muy buenas voces, músicas excepcionales, calidad y cuidado en toda la actuación, y buenas letras, con gracia y con crítica. Si nos ponemos a ver por piezas, pasodoble a pasodoble, cuplé a cuplé, y cuarteta a cuarteta del popurrí, es extraño cuanto menos que algunas murgas, que no cantan nada, desafinan como nóveles, y que decoran el escenario con un telón y cuatro adornos, puedan posicionarse por delante del resto.
Pero sin duda, lo que más me llama la atención es que, a pesar de que como digo, las valoraciones se deban hacer bajo criterios técnicamente estrictos, no se hagan públicas las puntuaciones hasta comenzadas las semifinales, privando a las murgas de cualquier posibilidad de recurso o defensa de sus intereses.
Con esta forma de actuar, el jurado va quemando lentamente a algunas de las murgas con más y mejor trayectoria de nuestro carnaval, y están fomentando que, poco a poco, el concurso vaya perdiendo calidad en las actuaciones y, sobre todo, ganando en aburrimiento, creando una brecha mayor entre las murgas punteras y el resto.


Artículo: @JACasablanca
Fotografía: @alcintas

Un comentario sobre “Polémicas decisiones de un jurado cuestionado

  • el 14 febrero, 2012 a las 08:31
    Permalink

    Bueno, que algo les pasa con Titirimundi es conocido. Si veis el año de Museo, actuación que otras Murga con otro nombre hubiera estado como mínimo entre los tres primeros, ellos solo pudieron estar en el séptimo. Después de ese ejemplo y si ese año no pudieron estar más alto, ya cualquier cosa es sabido que les podía pasar. Es conocido que existen Murgas que no son simpáticas para el Jurado, y esto les pasa factura y les restan puntos. Para otras Murgas es más fácil obtener puntuaciones más altas con menos calidad. Es vergonzoso, pero es así. El año pasado en los mentideros cercanos al Jurado, los que más o menos cerca nos movemos, ya conocíamos que Murallitas lo tenía difícil para ganar, ya que políticamente le tocaba a una Murga de fuera. También es conocido, que varios miembros del Jurado son simpatizantes de un profesional de la música de una de las Murgas de salón. Quiere decir, que por muy poco que le guste a la gente o por muy poco que se parezca a una Murga de Carnaval y más a un Musical, esa Murga siempre obtendrá puntuaciones altas, aunque salieran al Teatro y no cantaran. Eso existió, existe y existirá, mientras las Murgas quieran.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *