Crónica del primer día del concurso de murgas

Un año más, llegamos al teatro con el nerviosismo del niño chico al que llevan a la feria. El corazón late más y más fuerte a medida que me aproximo, y me empiezan a temblar las piernas. Lo sé, son muchos carnavales ya, pero es inevitable sentir ese nerviosismo al entrar en el teatro, independientemente de la época del año, más aún en carnavales.
Antes del comienzo del concurso, un paseo entre bambalinas, charlando con murgueros, fotógrafos, periodistas, etc. También escuchando alguna murga calentar voces, haciéndonos una idea de lo que será luego el concurso. Tuvimos la suerte de escuchar a Los 3 W y a Las Sospechosas antes del comienzo del concurso, y a Las ChimiXurris en el descanso. Antes de sentarme, inevitable charlar con las cientos de caras conocidas que ya están ocupando su sitio en el teatro. Los carnavales unen a la gente, y eso se aprecia fácilmente en el patio de butacas.
Son las 21:30 y las luces del teatro bajan. Salen a escena las presentadoras de este año, Vanesa Albarrán y Ana Lara, componente de Las ChimiXurris, que este año tendrá que esperar que empiecen los carnavales para poder cantar con su murga. Como todos los años, presentan las murgas que cantarán esa noche, pero no sin antes recordar brevemente las bases del concurso.

Y por fin, salen a escena las encargadas de abrir el concurso. La murga femenina Las Sospechosas, bajo el lema “más sospechosas que nunca”, caracterizadas como concejalas corruptas, dan un buen repaso a la actualidad. Entre sus letras, no olvidan cantar los que, sin duda, serán temas estrellas del concurso. El Centro Comercial El Faro, el Ecce Homo, o el embarazo de Shakira y Piqué forman parte de su popurrí, que comienza como si estuvieran dando un mitin. No olvidan tampoco hacer mención a la concejala Olvido Hormigo en su estribillo. Cabe destacar un buen segundo pasodoble a lo mal que se comportan algunos murgueros con sus compañeros, cuando denuncian al resto de murgas por haber incumplido las normas. Sorprenden Las Sospechosas con unas voces mucho más cuidadas, más acompasadas y con una actuación que logra romper el temido frío de la primera noche de concurso. Sin embargo, eché de menos algo de frescura y chispa en sus letras, con más actualidad, por ejemplo, en el tema de Shakira y Piqué, donde se nota que la cuarteta estaba escrita desde hace tiempo, obviando el hecho de que hayan tenido ya a su hijo Milán, cosa que seguro no olvidarán otras murgas.
Tras Las Sospechosas, sale a escena una de las murgas más esperadas del concurso, sobre todo, tras el fiasco del pasado año. La murga oliventina Los 3 W, esta vez caracterizados como Heavyllanos, suben al teatro con un tipo muy fresco y que da mucho juego con sus dobles sentidos. Mitad heavys, mitad flamencas, llevan un disfraz muy achirigotado, con elementos como unas mallas de lunares, un cinturón con hebilla de la Virgen del Rocío o una chupa de cuero, eso sí, de marca. Comienzan con muchísima fuerza, mezclando ritmos rockeros con otros flamencos. Muy buenos pasodobles, sobre todo el primero, con guiño al Club Deportivo Badajoz, y en el que dicen que, sin duda, el mejor patrimonio de la ciudad son su gente. Cuplés muy graciosos, posiblemente los mejores de la noche, a pesar de que el segundo hace el mismo chiste que la chirigota de Kike Remolino “Los Recortaos”, usando como tema el libro “50 sombras de Grey”. La actuación de Los 3 W,  mucho mejor que el pasado año, será una de las que tendrán mucho que decir en semifinales. Sin embargo, dejan un sabor agridulce, con un popurrí que va de más a menos, pero es indudable que su actuación fue de lo mejor de la noche.
Los terceros en actuar, la murga Marwan, con disfraz muy a su estilo, siendo una especie de templarios, con un look semejante al del protagonista del aclamado videojuego “Assassins Creed”. Traen unas letras muy trabajadas, al igual que su puesta en escena, impresionante. En cuanto a su repertorio, este año vienen un poco menos reivindicativos que otros, pero no dejan pasar la ocasión sin criticar las bajas puntuaciones que, a su parecer, obtuvieron el año pasado. Buenos momentos durante su actuación, con guiños a otras murgas en sus escudos, luciendo los logos de las murgas Titirimundi y Jarana, que este año no concursan. También tienen un cameo con Vidarte de figurante, y no olvidan hacer mención, también gracias a un escudo, al polémico cartel del carnaval de este año, y lo hacen con mucha gracia. Sin embargo, esta murga debe mejorar bastante en sus voces, pues a pesar de tener algunas de las mejores de nuestro carnaval, no terminan de hacer que suenen bien cuando cantan juntos.
Antes del descanso, salen a escena las Murguer Queen. Con un disfraz y una escenografía muy al estilo Tim Burton, acuden a un recurso ya utilizado en ocasiones anteriores por la murga Taways, el año de La leyenda de la Muralla y el Río, y el de los Siete Pecados Capitales, representando dos personalidades en una, al estilo de Dos Caras, el enemigo de Batman. Entre sus temas, muchos de actualidad, como El Faro (al que cantan todas las murgas), el Ecce Homo, etc. Tuvieron posiblemente, el peor momento de toda la noche, cuando una de sus componentes, en un solo en la despedida, se queda sin voz, posiblemente a causa de los nervios, y acusando los ensayos. Un mal trago que, sin duda, dejaría una mala sensación en toda la murga, pero que al fin y al cabo, es algo que le puede pasar a cualquiera, y que no debe ser motivo de desánimo para las chicas de Murguer Queen, sino por el contrario, una motivación más para mejorar en el futuro.

Tras el descanso, sale a escena la murga Pa 4 Días, de invitados de boda un tanto peculiares. Mitad de la murga de damas de honor, y la otra mitad, de padrinos, hacen de la actuación una perfecta exageración de las bodas americanas. Muy graciosos, como siempre, y con una actuación original y fresca, animan al teatro con sus letras de actualidad, y algunas comprometidas, con su estupendo segundo pasodoble, muy sentido y crítico a la libertad del etarra Bolinaga. Protagonizan uno de los momentos más graciosos de la noche, cuando hacen un ERE entre los miembros de la murga, y acaba quedándose solo cantando el bombo de la murga. También tienen una cuarteta del popurrí en la que simulan el banquete de boda, recordando mucho a la actuación de Al Maridi el pasado año. A destacar también su atrezo, con una gigantesca tarta nupcial, hecha toda de globos por una empresa pacense, y sobre la que se suben los novios de la boda como si fueran los muñecos de la tarta.

En sexto lugar, la murga alconchelera Los Repeska, acuden este año siguiendo la estela del año pasado, donde gustaron mucho más que en pasadas ediciones quedando a las puertas de la final, gracias a una actuación menos crítica y más graciosa. Con un tipo algo complejo, se hacen llamar “siempre al lado de ella” y van de persona obsesiva, con la obsesión a sus espaldas, literalmente. Buenas letras y música, destacando, al igual que en años anteriores, el intercambio de instrumentos y voces que hacen durante la actuación algunos de sus componentes. Estuvieron bien, pero esperaba más de ellos tras la actuación del año pasado. Aún así, sus voces son de las mejores del concurso, y habrá que tenerlos en cuenta.

Cerraron la noche las chicas de la tercera murga femenina del lunes, Las ChimiXurris, que en su séptimo año, vienen montando una auténtica romería de Bótoa. Con todos sus personajes, incluidos el alcalde Miguel Celdrán y Don Emilio González Barroso, vienen musicalmente mejor que nunca, con una presentación en la que usan instrumentos como el acordeón o las castañuelas, y con dobles punteos de guitarra, estas chicas demuestran atreverse con todo. Buenas voces, y momentos graciosos en su popurrí, como en las cuartetas dedicadas a El Faro o a la actuación de Anne Germain en el López de Ayala, su fuerte sin embargo son los pasodobles, sobre todo el primero, al orgullo de sentirse extremeños, y la despedida. En lo que la murga debe mejorar, sin embargo, es en sus chistes, tanto en los cuplés como en el popurrí, ya que en ocasiones cuesta asimilarlos.
Termino esta crónica, por desgracia, haciendo mención a algo que nos vemos obligados a denunciar año a año. A pesar de la dificultad por hacerse con una entrada, y a la subida de precios, siguen viéndose muchas butacas vacías, sobre todo al final de la noche. En la actuación de Las ChimiXurris pudimos ver (y subimos a twitter) filas enteras de butacas vacías, toda una falta de respeto para aquellas murgas que llevan todo un año preparándose un repertorio para entretenernos a todos. Espero que poco a poco vayamos mejorando en estos aspectos.
Crónica: @JACasablanca
Fotos: @alcintas

Un comentario sobre “Crónica del primer día del concurso de murgas

  • el 29 enero, 2013 a las 16:38
    Permalink

    No fue un fallo de nervios llevo cinco años cantando en el lopez y me he dedicado ala musica muchos año…simplemente se me fue la voz…probablemente por aberlo dado todo en el resto de la actuacion….NO TODO UN AÑO DE TRABAJO QUEDA REDUCIDO A UNA AUSENCIA DE VOZ…Y MENOS MI MURGA SE VIO SENTIDA X ELLO….GRACIAS A TODAS X Q SU APOYO DESDE EL PRIMER MOMENTO FUE MI MEJOR CALMA….Y SOBRETODO GRACIAS A TODOS LOS QUE ME HAN MANDADO MENSAJES TODA LA NOCHE Y DIA!! quien me conoce…kien canta cmg….sabe q ss algo q no pude evitar… MAS MURGUER QUEEN QUE NUNCA…San.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *