Crónica del tercer día de preliminares del Concurso de Murgas

La jornada de ayer resultó de lo más interesante. Por resumirlo de alguna manera, se puede decir que fue mejor de lo que todos esperábamos.
Los Chalaos, que ya se encargaron en 2012 de abrir el concurso, este año “solo” les tocaba abrir jornada. Caracterizados como “los populares de la Uéh”, iban de chicos populares de una universidad mezcla de la universidad extremeña con las universidades estadounidenses. Comenzaron fuerte, con una presentación muy al tipo, y un magnifico solo, con ritmos rockeros, de Cristo. Su actuación fue muy buena, y esta murga va sorprendiendo año a año por sus saltos de calidad. Tuvieron un segundo pasodoble espléndido a sus profesores, refiriéndose en realidad a quienes les han enseñado el carnaval en la calle, los murgueros que cantaban cuando ellos empezaron. No olvidaron en sus letras El Faro (que es el tema más cantado por las murgas) y, muy metidos en el tipo, tuvieron varias anécdotas memorables, como el momento del tanga style. Músicas actuales en el popurrí, muy fresco y con una cuarteta dedicada a la nevera de un estudiante, rememorando el momento de Al Maridi el pasado año con el banquete de la comunión. A Los Chalaos aún les falta un punto de afinación, pero van mejorando año a año, cosa que el público supo valorar.

Los segundos en actuar eran una de las murgas más esperadas, y cabeza de serie, Los Murallitas. Muy en su estilo, escenificaron el Cielo con un decorado espectacular. Capitaneados por Barahona caracterizado como San Pedro, también contaban entre sus filas con un ángel caído (literalmente) y con cupido (con Juanje Montalvo repitiendo peluca). Cantaron dos buenos pasodobles, el primero, muy sentido, a los desahucios. Buen estribillo y cuplés, sobre todo, el segundo, a Olvido Hormigo. Pero su fuerte fue el popurrí, muy entretenido, cantando a toda la actualidad metidos en el tipo. Tuvieron gracia tras gracia, mostrando que son una de las murgas más frescas y ocurrentes de nuestro carnaval. La despedida fue muy bonita, pero sin duda, el momento más memorable, fue en el que hacían mención a que desde el cielo podían ver todo, menos el Madrid-Barça, que se estaba jugando mientras ellos cantaban. Una vez más, Los Murallitas demuestran haberse consolidado como murga de final.

Tras varios años de La Mascarada bastante flojos, los chicos de Almendralejo venían anoche dispuestos a hacer reír y, a la vez, enternecer a todo el publico. Y no pudieron hacerlo mejor, escenificando el ya mítico concurso televisivo “Un, Dos, Tres”. Estaban casi todos los personajes de una de sus últimas ediciones: Jordi  Estadella, las Tacañonas, la Ruperta y las azafatas. Pasodobles críticos y sentidos, y cuplés graciosos, el primero resultó un tanto obsceno, aunque ya se sabe que esas cosas suelen gustar entre el público. El segundo, mejor, era una prueba del concurso, cosas que hay en el portal de Belén “un, dos, tres, responda otra vez”. Lo habrían rematado incluyendo alguna mención al portal de Belén la de Los Niños. El popurrí fue lo mejor de la actuación, recordando momentos del programa, con imitaciones, como la de El Pulga y El Linterna, o Ángel Garó y todos sus personajes (Juan de la Cosa, Chikito Nakatone, Maruja Jarrón). Muy buena actuación, cargada de recuerdos y humor, y con mucha fuerza.

La cuarta actuación de la noche vino de la mano de la murga Serendipity, que en su tercer año de concurso, han sorprendido a todos por su salto de calidad. Caracterizados como personal ferroviario, están en la estación de la “Tenfe” esperando un AVE que nunca llega. Tuvieron dos buenos pasodobles, sobre todo, el segundo, muy aplaudido por el público, dedicado al Club Deportivo Badajoz. Seguro que la Peña Baluarte Blanquinegro, presentes en el teatro, tomaron buena nota del mismo para el premio Turuta de Plata que entregan, como ya harían el lunes con el pasodoble de los Repeska, o con las menciones del resto de murgas. Estuvieron algo mas flojos en los cuplés y el estribillo, en el que la ausencia de voz de contraalto descubrió algunas de sus carencias, que tendrán que ir corrigiendo. El popurrí, muy simpático, tuvo momentos muy aplaudidos, como la cuarteta a Cataluña, o la del hijo de Paquirrín. Al final, el AVE que llega es una cigüeña, pero dio la sensación de que el público no comprendió la gracia.

Tras el descanso, y tras más de media hora de preparación, se levantaba el telón para descubrir la gran triunfadora de la noche. La murga Espantaperros, caracterizados como dientes dentro de una boca, tenía tenía todos los ingredientes para meterse al público en el bolsillo. Voces geniales, que a pesar del disfraz y la poca movilidad, sonaron mejor que ninguna otra murga. Tuvieron dos buenos pasodobles, sobre todo el segundo, a las murgas que ya no salen (Agüitas, Jarana, Ad Libitum, Guatinays, Perigallos,…) como sus maestros, muy en la línea del pasodoble de Los Chalaos. Cuplés muy simpáticos y buen estribillo, pero su mejor momento fue, sin duda, el popurrí. Era una gracia tras otra, un no parar de reír, y además, midiendo bien los tiempos, de manera que se asimilaba todo lo que se cantaba. No faltaba ni un tipo de diente, la corona (con corona de rey), el colmillo con colmillos, el diente picado, el diente de oro, la muela de juicio (con birrete de juez), y hasta un chicle. La boca, se abría y cerraba, acorde con la actuación. Los momentos que más gustaron, el de la seda dental, el del “paluego” y el del aparato. Aun queda concurso, pero esta murga anoche olía a primer premio.

A pesar de que los chicos de Yo no salgo llevaban una excelente actuación, les perjudicó actuar tras Espantaperros, que habían dejado a todo el teatro maravillado. Aún así, defendieron muy bien una correcta actuación. Disfrazados de viajeros, su decorado y caracterización fueron exquisitos. De su repertorio, destacar el segundo pasodoble, con los distintos usos del papel, muy original y bien escrito. Destacó también su segundo cuplé, a modo crítico y arriesgado, con los funcionarios. Seguro que a más de uno no le hizo ni pizca de gracia, pero la verdad es que fueron valientes con esas letras. El popurrí, muy musical, escenificaba una vuelta al mundo. Bonita despedida para terminar la actuación de otra murga que sorprenden año a año con sus mejoras en calidad, tanto en letras como en músicas.

Los encargados de cerrar la noche fueron los chicos de Los Zarigüellas. Esta murga, con cuatro años a sus espaldas, están acostumbrados a cerrar la clasificación en la última posición. Ellos lo saben, y se ríen de sí mismos, pero anoche algo fue diferente. La poca gente que quedaba en el teatro (nuevamente butacas vacías al final de la noche) supo agradecer con aplausos y risas el esfuerzo que estos murgueros hacen año tras año. Disfrazados de mascotas de los cereales de nuestros desayunos, resultaron graciosos, simpáticos y hasta enternecedores. El público rió mucho con su segundo cuplé, a los concursos de talentos de televisión,  donde acababan diciendo: “damos tanta pena que somos el de Los Pecos cantando en Tu Cara Me Suena”. En voces siguen necesitando un buen empujón, pero sus letras este año han resultado muchísimo mejores, incluso en su popurrí, con cuartetas como la dedicada al cumpleaños de Rajoy (lo único que cumple). Posiblemente no los veremos en semifinales, pero será todo un gustazo encontrarlos en los bares estos carnavales.

Llegados a este punto, me gustaría destacar dos cosas, una positiva y otra negativa:

– Positivo: La gran cantidad de alusiones que están haciendo las murgas al Club Deportivo Badajoz, con bufandas, gente disfrazada, menciones o hasta pasodobles enteros dedicados.

– Negativo: No nos cansaremos este año de denunciar la espantada que hace parte del público conforme va avanzando la noche, toda una falta de respeto hacia los murgueros y hacia la gente que no ha podido conseguir una entrada.

Esta noche tenemos otra de las jornadas fuertes, con las murgas:
1. Al Maridi.
2. Los Mirinda.
3. Watercloset.
4. Dakipakasa.
5. Los Taifas.
6. La Galera.
7. Pixa a la Fulaneska.
Buena noche a todos.
Crónica: @JACasablanca
Fotos: @alcintas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *