Crónica del segundo pase de semifinales del Concurso de Murgas

La segunda jornada de concurso comenzaba a ritmo de música de piratas del caribe, con sus presentadoras Ana Lara y Vanesa Albarrán -de piratas, evidentemente- presentando a las murgas de la noche.

Comenzaba la murga “La Galera le da la vuelta”, de viajeras por el mundo, única murga femenina en semifinales. Querían demostrar por qué han pasado, y lo lograron. Dos buenos pasodobles, sobre todo el segundo, a las chicas que se enfrentan a situaciones difíciles en lugares adversos. Su popurrí trata de escenificar su viaje alrededor del mundo, tocando distintos temas como la crisis, la monarquía, etc. alternándolos con momentos mas graciosos como el del policía, o el africano, que forman parte de sus aventuras. Les falta potencia en las voces, pero lo suplen con su melodía y afinación. Habrían redondeado la actuación con letras y músicas que trasladasen al espectador a las distintas partes del mundo.



La segunda murga en actuar este año se hacen llamar “Los Murallitas están por las nubes”, disfrazados de ángeles, y acompañados de San Pedro. Con una actuación mejor que la de preliminares, cantaron un muy buen primer pasodoble a las injusticias del mundo, para pensar. El segundo, crítica a la medida del gobierno extremeño de conceder 1.000 euros de ayuda por estudiar la ESO, como ellos mismos dicen, “una idea de bombero retirado”, en alusión a la profesión del presidente Monago. Muy bueno el primer cuplé al safari del rey, y también el segundo, que nos termina comparando el cubo de biblioteconomía con la moda de los bares con cubos de cerveza. Con voces muy bien compactadas, y buena percusión, sin abusar de ella, a base de ritmos muy movidos, nos cuentan en su popurrí todas las cosas que ven desde el cielo, como la feria pacense, los derrumbes de las murallas, el parking de conquistadores inacabado, etc. Se rió mucha gente con su cuarteta a ritmo del famoso pollito pío. Esta murga nos está acostumbrando a meter nuevos temas en sus popurrís a medida que avanza el concurso, y anoche nos nombran a Ángel Carromero en una de sus cuartetas, y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, hizo un cameo uno de Los Chungos.



Precisamente esta murga, Los Chungos, bajo el sobrenombre de “De esta se sale con los neoliberales”, era la encargada de actuar en tercer lugar. Innovando desde el primer momento, esta vez hacían su salida desde otro de los bares “pijos” de Badajoz, el Ciudad del Cabo. Mucha frescura en su actuación, introduciendo temas de actualidad como el dinero de Bárcenas. A grito de “España va bien y nosotros también” se meten en la piel de un personaje cargado de tópicos y estereotipos. Nos entretuvieron mucho en sus pausas con chistes en torno a su personaje. Su primer pasodoble, al Club Deportivo Badajoz, puede decirse que lleva una letra muy en primera persona, pues algunos han sido abonados toda la vida, y criticaron a Celdrán y al Ayuntamiento de Badajoz por su comportamiento hacia el equipo, pero con mucho humor. Cantaron un sensacional segundo pasodoble a los catalanes, y no olvidaron al rey en su primer cuplé. En el segundo, de nueva factura, aprovecharon la presencia de otras murgas para que el Cano, de la murga Los Niños, hiciera un cameo sobre hermano mayor, siendo la niña mala que acaba convirtiéndose en buena, gracias a un segundo cameo de la murga los Murallitas. Cabe destacar lo metidos en el tipo que están, hasta en sus músicas. La del popurrí es a base de rumbas y sevillanas. Esta joven murga, que ha sabido mejorar mucho en voces, es de las que más gracia y frescura en sus letras tiene, sin renunciar a la critica desde un punto de vista gracioso, y metido en e tipo.



Tras el descanso hacía su aparición una de las murgas más esperadas. El portal de Belén (los Niños) viene a ser ese lugar de periferia donde se reúnen un grupo de amigas algo macarras, al más puro estilo poligonero-televisivo de “Chicas de barrio” o “Gandía Shore”. Había máxima expectación por verles, ya que en preliminares dejaron un sabor agridulce, puesto que a pesar de que el tipo que llevan les viene como anillo al dedo, los pasodobles y cuplés no fueron tan buenos como podría esperarse de ellos. Nos tienen mal acostumbrados estos chicos, y siempre se espera lo máximo de ellos. Como siempre, demuestran una gran potencia en sus voces, y un perfecto manejo de los tiempos y de la música. Esta vez sus pasodobles fueron mucho mejores, muy traídos al tipo. En el segundo sorprendían con su puesta en escena, gafas 3-D para ver una película que se quedaba corta ante la acción de sus vidas reales. Los cuplés muy buenos, sobre todo el segundo, de máxima actualidad, haciendo un chiste de su coincidencia en camerinos con “otra” murga femenina. Son muy buenos musicalmente, y sus letras son impresionantemente graciosas, pero lo que mejor hacen es meterse en su personaje, cosa que llevan a rajatabla tanto dentro como fuera del escenario.



En quinto lugar, cantaban los de alconchel “Siempre al lado de ella”. Los Repesca hicieron alarde, una vez más, de sus potentes voces, bien afinadas, y de una percusión sin igual. Esto, que en principio supone uno de sus puntos fuertes, y les da empaque en el escenario, puede resultar a veces molesto, debido al exceso de volumen. Van de personas obsesionadas, y su obsesión la llevan encima, cada uno una. Homenajearon en su primer pasodoble a los carnavales antiguos y a los carnavaleros desaparecidos, y tuvieron un segundo pasodoble más duro a Jose Bretón, con una foto suya sobre el escenario. Esta murga es muy potente, pero se dejan llevar en exceso por su ímpetu, llegando a resultar a veces demasiado estridentes. Si modulan algo más sus voces, y mejoran sus letras, serán inquilinos habituales de la final. Por cierto, nuevamente, fue imposible escuchar el final de los pasodobles. Los familiares gritan y aplauden antes de que terminen, y privan al público de escucharlos enteros.



La última actuación de la noche corría a cargo de las bingueras de Los Mirinda. Esta murga ha mejorado mucho con respecto al año pasado, y además de una actuación original, llevan en su repertorio buenas músicas y letras.  Cantaron el primer pasodoble a los extremeños, y a la marginación que tenemos con respecto al al resto de España, cosa que siempre es muy aplaudida en estas latitudes. Más aplaudido aún, si cabe, fue el segundo pasodoble, al Club Deportivo Badajoz, que este año, posiblemente gracias al trabajo realizado por la peña “Baluarte Blanquinegro”, se ha convertido en uno de los temas imprescindibles en el repertorio de las murgas. Su popurrí, con buena música y cambios de ritmo, es bastante entretenido, aunque tiene altibajos. Sin embargo, logran sonar muy bien, con mucho empaste en sus voces, sobre todo en la despedida, una buena guinda final al segundo día de semifinales.



Sin duda, el concurso este año está siendo de máximo nivel, y es difícil hacer pronósticos sobre las murgas que cantarán en la final, cosa que agradecemos todos los aficionados. Mientras esperamos ese momento, esta noche tenemos el tercer pase de semifinales, con las murgas:

6. Los Sikitrakis.

Suerte.

Crónica: @JACasablanca
Fotos: @alcintas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *