Enero, el preámbulo al Carnaval

Acabadas las fechas navideñas, donde los primeros acordes del año van entonando alegres Villancicos, en la cabeza de cualquier pacense comienzan a resonar tambores, bombo y caja.

Os resultaría extraño hablar de pasodoble, cuplé, murga y comparsa en pleno día de Reyes si no vivierais en Badajoz, pero pasando el 6 de Enero, por nuestras calles sólo se escucha hablar de Carnaval.

Y Enero, para todos los Carnavaleros, es un mes señalado en el calendario, es un mes de estrés, tensiones, nervios, copas en la Buhardilla, un mes para ultimar detalles o para empezarlos, pero es un mes de PREPARACIÓN y lo solemos, y digo solemos, porque así es como lo siento, disfrutar sólo cuando ya ha pasado todo.

Para todo aquel que me conozca sabrá que soy más conocida como “Fany” la de “Las Chimis” y mi historia carnavalera, por supuesto, no empieza hace ocho años cuando me embarqué en este proyecto que hoy sigue a flote pese a sus dificultades y en el cual me siento como si estuviera en mi casa, mi verdadera FAMILIA. Mi pequeña historia comienza desde el día en que nací, mi familia me inculcó el valor del Carnaval. Sí, he dicho valor, porque habrá muchos que piensen que este es un mundo de Rivalidades, Fiestas continuadas, Cachondeo, y sí, por supuesto que hay mucha rivalidad, pero también hay Compañerismo, Amistad, Afán de superación, Encuentro… e infinidad de valores que me hicieron crecer como persona y como GRUPO.

Este será un Carnaval muy diferente para nosotras, pues este año “Las ChimiXurris” no subiremos al Teatro López de Ayala. Y a pesar de no tener el estrés ni la tensión por concursar, desde que comenzó Enero en mi pensamiento sólo cabe FEBRERO.

Este año el Concurso de murgas viene cargado de muchas bajas importantes, como son “Los Niños”, “La Caidita” pero también por nuevas altas y aunque los rumores sean a priori que este concurso bajará el nivel, me aventuro a decir que esa concepción es errónea. Por supuesto que el nivel que dan murgas como “Los Niños” en todas sus facetas evaluables (música, letra e interpretación) es muy difícil de superar, pero creo que este año es un año muy bueno para que algunas murgas puedan dar un salto de calidad y lleguen hasta lo más alto del pódium. Nos aventuramos a decir en múltiples ocasiones que nuestro concurso cada vez está peor, o que el nivel no le llega a la suela de los zapatos a las ediciones anteriores. Y yo contesto, ¿Señores? ¿Qué concurso estamos viendo?

Si miramos atrás hace 10 años, donde las Marionetas de “Dakipakasa” pusieron un listón muy alto en cuanto a escenografía, y desde entonces todas las murgas han ido mejorando este aspecto con decorados dignos de una obra de teatro, en esa edición participaron 24 murgas de las que actualmente siguen concursando, si no recuerdo mal, tan solo 7 (sin contar a “Los Niños” y “La Caidita” por ausentarse este año). Por lo tanto hay 26 agrupaciones que surgen en estos 10 últimos años, un número muy notable de nuestro crecimiento y una participación muy juvenil en dichas agrupaciones.

Si hablamos de repertorio, disfraz, musicalidad, no me pueden negar que los murgueros cuidan mucho su parte musical, en la que todos los grupos buscan ya una guitarra para realizar punteos, la afinación y el juego de voces es una premisa básica en casi todas las murgas. En cuanto a letras, se busca mucho el chiste y la ironía, es en este apartado donde si cabría decir que en ocasiones nos centramos en escribir acerca de nuestro traje y nos olvidamos de la crítica social que tanto nos incumbe y que nuestros pasados tanto reivindicaban. En cuanto el disfraz, la evolución y el nivel se observa no sólo en su aspecto físico, (mejores telas, más coloridos) sino también todos los complementos que se necesitan para ir bien caracterizado en el tipo elegido.

Todos estos cambios y junto a la inscripción de numerosos grupos de pueblos que hacen que nuestros Carnaval llegue a toda la Provincia, son los responsables de que tengamos un Concurso dividido en Preliminares, Semifinales y Final, por el que pasan grupos de todos los estilos y para todos los gustos. Unos nos gustarán más y otros nos gustarán menos, unos serán dignos de una final y otros no, unos estarán a la altura y otros no, pero todos merecen un respeto ya que trabajan muy duro para llegar hasta aquí.


                                                                                                                                            


La autora del artículo:

Estefanía Pérez González (“Fany”)

Pacense de nacimiento y de pensamiento. Vivo por y para la Música. Mi pasión los Carnavales y desde hace ocho años mi Murga, “Las ChimiXurris”.

Amante de lo nuestro y de nuestras raíces, “capillita”, y Asesora Oficial de la Concejalía de Ferias y Fiestas Alternativas de la Ciudad de Badajoz.

Una de las culpables de cientos de coros improvisados sin nombre, e integrante del Grupo Titular de la “Asociación de Coros y Danzas Extremadura”de Badajoz.

Si quieres encontrarme hazlo en los Bares 🙂

Twitter: @Fanidad86

Un comentario sobre “Enero, el preámbulo al Carnaval

  • el 21 enero, 2014 a las 11:43
    Permalink

    Olé tú! Y que viva el Carnaval!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *