¡Que vienen los Grises!

Gente de antaño siempre ha habido y siempre habrá, gente respetuosa no tanto, para que negarlo. Entiendo que con la llegada de las bajas temperaturas aquellos polícias locales se dediquen en cuerpo y alma a los comparseros, a proteger y servir, concretamente a protegerlos del frío y a servir de excusa para que lleguen a casa antes para poder descansar e ir al día siguiente a trabajar a primera hora… espera, ¿trabajar? “los comparseros no trabajan, sólo se dedican a dar por culo a los vecinos que tienen chalets adosados dentro del nevero”. 
 
Esta forma de actuar de la policía está un poco caduca, más propias de aquellos que ejercieron su profesión hace medio siglo, que de lo que les corresponde a ellos ahora, menos mal que hoy ningún comparsero estará hoy molestando a los vecinos del nevero haciendo los mismos ruidos de toda la semana porque los trasladan a la plaza de San Fernando, descampado lustroso dónde los haya y sin vecinos alrededor en 16 metros a la redonda, para que precisamente enseñe eso que no les dejan ensayar más o menos sobre las 21:45 y no como la salvajada de hora de las 22:15 a la que se ponían a ensayar en el polígono y por supuesto los vecinos de la Urbanización Guadiana que no se preocupen que no hará falta que los trasladan a un hotel porque las actuaciones previstas para después en los bares alrededor de su casa serán en playback y a cada asistente se le regalan unos cassette -los carnavaleros somos nostálgicos- dónde podrán escuchar las tamboradas como si fuese una discoteca silenciosa. “La culpa de esto es de los que se portan como los grises” y en parte tienen razón, atentar de ésta manera contra la gente que sólo quiere traer color a tu ciudad y hacerla más atractiva es de grises, pero la verdad es que aún conservo un rayo de esperanza. 
 
“Piensa mal y acertarás” es una frase que nunca he llegado a entender, será porqué siempre he sido más de decir las cosas que de pensarlas para quedármelas en el interior de mi cabeza, algún día me gustaría saber que pasa ahí dentro sinceramente, por lo que llevo defendiendo ésta tontería que les ha dado a los policías de ir a por los carnavaleros, como cuando la guardia civil iba a por los contrabandistas de café, puede ser por una mala interpretación de una orden,  imagina que el jefe de turno está resfriando y tiene esa voz de gangoso que se nos pone a todos y les dice a sus subordinados, “id a por los de las copazas y no les dejéis estar en el venero”, refiriéndose a beodos que puedan provocar problemas en éste emblemático bar, dónde dicho sea de paso es más fácil encontrar a todos los policías un sábado por la noche. Pero claro, todos en nuestro trabajo alguna vez nos hemos escaqueados a desayunar. es probable que al no querer ofender a su superior no preguntasen y entendieran “id a por los de las comparsas y no les dejéis estar en el nevero” y fíjate si esta teoría fuese cierta la que se está liando por no dar una orden por escrito y si dichas órdenes escritas encima en papel reciclado, ayudan encima al medio ambiente.
 
Solución para los que deis órdenes estos días, abrigaros bien, y si os resfriáis, llevad papel y boli siempre a mano.
 
Salud fiestas y cordialidad en este Carnaval, siempre que nos deje la Policía Local.

Alejandro Martínez Ramos

Soy @febreroestress y encima hasta te lo creíste, en verdad soy un poco NI-NI, NI soy del cerro Ni soy de la UD, soy mas de Badajoz que un pasodoble de Dakipacasa ( o puedes poner que las piedras de la alcazaba) tengo carne de conducir B y disponibilidad horaria (esto es el curriculum vitae no?) y no me critiques si me ves en un bar porque eso significa que tú estás allí también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *