El presente de nuestro carnaval

El presente de nuestro carnaval

Posiblemente fue la expresión más repetida durante todo el fin de semana, en el que ha tenido lugar el certamen de murgas infantiles y el concurso de murgas juveniles del Carnaval de Badajoz.

Sábado y domingo multitud de murgas infantiles y juveniles han pasado por las tablas del López de Ayala, tanto de la ciudad como de municipios de la provincia, en lo que es un evento ya de éxito demostrado.

Se ha trabajando mucho durante todo el año en los distintos colegios, y este fin de semana ha sido el momento de mostrar todo ese trabajo al público. ¡Y vaya que si lo han mostrado!

Mucha calidad la que empieza a verse ya en estas murgas de chavales jóvenes, especialmente en la categoría de juveniles, en donde el concurso ha dejado ver algunas murgas que, tanto por afinación, letras o escenografía, bien podrían ponérselo difícil a más de una murga de la categoría de adultos.

El concurso juvenil lo ganaba nuevamente la murga del colegio Santa María Asumpta (Compañía de María), seguidos por los chicos del colegio Virgen de Guadalupe y los Mini-Folks, el grupo de la Asociación de Coros y Danzas de Badajoz. Pero los premios son lo de menos.

En esta edición, por fin, podemos decir que todo lo que se ha trabajando en los centros, tanto con los chavales, como con sus padres, ha dado sus frutos, y por fin ha sido un fin de semana festivo, sin rivalidades, sin piques, sin ultras, sin forofismo. Tanto que hubo padres que fueron a ver a sus chicos en el turno de mañana, y compraron sus entradas para seguir viendo el concurso en el turno de tarde, y viceversa.

Educar a los niños en los valores positivos del carnaval se hace sumamente necesario, teniendo en cuenta que entran en un mundo de adultos antes de tiempo. Pero tan importante es enseñarle esos valores a los niños, como a los padres, que deben acompañarles en esta aventura, y que normalmente son desconocedores de un mundo en el que deben primar el respeto por el trabajo de los demás y el gusto por las actuaciones carnavaleras por encima del fanatismo a sus grupos.

Se ve que se ha trabajado duro en ello, y ese trabajo ha fructificado, por lo que si en anteriores ediciones mis artículos sobre este evento pretendieron ser un toque de atención, hoy solamente puedo felicitar tanto a los padres, como a los monitores y, especialmente, a Luis Rodríguez, coordinador del proyecto “Aulas de Carnaval”. Y por supuesto, a todos los chicos que nos hacen sacar pecho, sintiéndonos muy orgullosos de lo que hacen, y demostrándonos que no representan el futuro del carnaval, sino que ya son el presente del mismo.

¡Enhorabuena!

José A. Casablanca

Pacense, amante del carnaval en todas sus modalidades. Ingeniero químico de profesión, "chirigallo" de vocación y blanquinegro de corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *