Recortes de Serpentina

Todo sobre el carnaval de Badajoz

apertura 2M apertura comercios apertura domingo carnaval Artículos y noticias Carnaval carnaval 2014 carnaval badajoz comercios comparsas comparseros domingo carnaval falcap manifestacion Sin categoría

Las comparsas se unen por el Carnaval

Apenas faltaban veinte minutos para que fuesen las ocho de la noche y un grupo de comparsistas con sudaderas rojas esperaban al resto del grupo en el banco BBVA de la calle del Obispo. Panderos, bombos, silbatos… Cualquier instrumento u objeto que hiciese ruido, valía. Una vez todos juntos, se dirigieron a la Plaza de España. Allí, cientos de personas ataviadas con disfraces y gorros de años anteriores les esperaban.

Ya se notaba el bullicio y las ganas de protestar por una idea común: “salvar” el Carnaval de Badajoz. Las pancartas se hacían notar entre la multitud. “¿Fiesta de Interés Turístico Nacional o Comercial?”, “Por el esfuerzo y la ilusión de todo un año”, han sido algunas de las frases que se han podido leer en cartulinas de colores.
Conforme pasaban los minutos, los comparsistas, familiares de los mismos o simples aficionados a esta fiesta iban llegando en cantidad. Y entre todos ellos, también estaban los medios de comunicación. Cadena SER, Canal Extremadura o Extremadura 7 días no querían perderse ningún detalle de una manifestación sin precedentes.

20:20 de la noche. La Plaza de España se transformaba en un sábado de Carnaval donde las comparsas amenizaban con sus ritmos. Pero los nervios ya estaban latentes. Se acercaba el momento de comenzar la manifestación y ellos, aunque muchos no lo entiendan, se jugaban mucho.

A la cabeza de la marcha se encontraban todos los presidentes de las comparsas junto a varios miembros de la FALCAP. “Por Badajoz, por nuestro Carnaval” era el lema. Aquí, los premios o las posiciones en los desfiles no contaban. Todos se unían por la misma causa.


Primeros pasos hacia la Delegación del Gobierno. A las 20:50 los manifestantes comenzaron a dar los primeros pasos entre cánticos alegres, ritmos comparseros e improvisados bailes. A lo lejos se podían divisar las gorras amarillas y negras de la murga Ese Es El Espíritu. La Galera o Dakipakasa fueron otras murgas que quisieron apoyar a su compañeros.

Pocos metros más adelante, el teatro López de Ayala, con sus colores nocturnos, recibía a la marabunta. Todo aquel que haya vivido esta fiesta en Badajoz sería capaz de transportarse en el tiempo, ya que parecía un sábado de Carnaval cuando las comparsas nos deleitan con sus pasacalles nocturnos y muestran con ilusión el espectáculo que van a presentar el domingo.

El frío, a siete grados a la altura de Correos pasadas las 21:25 de la noche, no ha sido un impedimento para que músicos de Yuyubas o La Kochera, entre otros muchos, tocasen sin parar triples o repeniques.

Y, por fin, la cabeza de la manifestación llegó a la Delegación del Gobierno en la Avenida de Huelva pasadas las 21:30 horas. Allí, le esperaban un gran número de agentes que impedían el paso a las inmediaciones del edificio manteniendo un cordón policial.  Pero no eran los únicos. Las comparsas habían llevado a cabo una organización ejemplar con numerosos integrantes ataviados con chalecos reflectantes amarillos. Su cometido era asegurarse de que nadie olvidase el sentido de esta marcha. Y lo cumplieron, con creces.


Pero aún quedaba algo más. El presidente de la comparsa Vendaval, Eduardo Fernández, se dirigió a todos los asistentes, megáfono en mano. Comenzó su discurso aclarando que habían recibido una llamada del concejal de Ferias y Fiestas, Miguel Ángel Rodríguez de la Calle. Había acuerdo: los comparsistas afectados por la apertura de los Comercios podrían librar ese día para desfilar. Pero, esto, no era suficiente. Fernández afirmaba que no habían recibido respuesta a la proposición de cambiar el horario de inicio del desfile. Con ello, los primeros abucheos de la manifestación se hicieron oír.

El presidente de Vendaval pidió “respeto a la fiesta que ha hecho grande a la ciudad de Badajoz”. Y los reproches a la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento de Badajoz no tardaron en llegar. Un espontáneo gritaba su descontento con ambos por vender el Carnaval en FITUR, teniendo en cuenta la posición casi inmóvil que han demostrado los dirigentes en este caso.

Eduardo Fenrández, presidente de Vendaval, leyendo el manifiesto
Los aplausos e instrumentos interrumpían la lectura del manifiesto, pero no importaba. Fernández quiso recordar a los políticos que los allí presentes no eran “chusma, sino carnavaleros”.

A las 21:45, la palabra Carnaval sonó como nunca. Todos los asistentes, con Fernández llevando la batuta, pusieron el broche final a esta manifestación gritando tres veces seguidas “Viva el Carnaval de Badajoz”.

Ahora, toca esperar las reacciones de las otras partes implicadas. Con o sin desfile del domingo, la ciudad de Badajoz ha sido testigo de la defensa de algo más que una fiesta.

_________________________________________________________________________________________

Autora del artículo:

Marta Muñoz

Pacense hasta la médula aunque le fui infiel a mi tierra con Sevilla y Madrid. Periodista por vocación. Me encanta hablar y escribir sobre cualquier tema pero si es sobre el Carnaval, mejor. Integrante casi novata de la comparsa ‘Cambalada’. 

¡Deja de pensar en la vida y resuélvete a vivirla!
Nos vemos en las calles de Badajoz y, a la primera, invitas tú 🙂 

Twitter: @MartaMGB