Recortes de Serpentina

Todo sobre el carnaval de Badajoz

apertura comercios Artículos y noticias Carnaval carnaval 2014 carnaval badajoz colaboracion Colaboradores comparsas cronica Desfile desfile comparsas lunes marta munoz Sin categoría

Plaza Alta, muda ante el Carnaval

El mediodía pacense transcurre a un ritmo lento, tranquilo, alejado de las frenéticas tardes y noches que le esperan a la ciudad en menos de un mes

Comienza la penúltima semana del mes. Lunes, más lunes que nunca. El aire gélido azota los rincones de la Plaza Alta de Badajoz y a los pocos transeúntes que cruzan de un lado para otro.  Es la una de la tarde y allí están ellos, un grupo de jóvenes veinteañeros sentados frente al bar La Casona, solos, rodeados de sillas y mesas vacías.  Unos pocos rayos de sol les acompañan. Hablan de sus planes, comparten experiencias, recuerdos y, probablemente, sus próximas andaduras.

Esa tranquilidad, apreciable en cada rincón, también se manifiesta en una de las fachadas de esta plaza. La Concejalía de Ferias y Fiestas, donde el sonido, el bullicio, la música o el baile son las protagonistas, se muestra más muda que nunca. Sus frías paredes blancas, pulcras, acompañadas de diez balcones y ventanas de gran tamaño, cuyos cristales se muestran con grietas,  disciernen del sentido de su razón de ser.

Un cartel en la entrada del edificio, no exento de polémica,  rompe con la seriedad estética que reflejan sus muros. Un plátano amarillento, disfrazado con un gorro de cuatro picos verdes y rojos y portando en su boca un ‘matasuegras’, intenta salir de una lata de sardinas. Los colores se funden con el blanco del fondo. Todos estos detalles anuncian la cuenta atrás de una de las fiestas más importantes de la ciudad, el Carnaval.

Esos colores, llenos de vida, se tiñen, por primera vez, de negro. El Carnaval, como se le conoce desde el año 81, peligra. La decisión del Gobierno de Extremadura de abrir los Comercios el domingo, ha provocado un monumental enfado entre los comparsistas. El domingo, ese día ‘sagrado’ para los integrantes de las comparsas, será menos domingo.  Por ello, se han mantenido firmes en su decisión de no desfilar por las calles de Santa Marina ante la resolución de la ejecutiva extremeña.

Los ‘zurdos’, el ‘steel drum’ o los metalófonos piden paso para ser transportados en su carro, para ser tocados por las manos de unos carnavaleros que solo quieren mostrar, humildemente, su trabajo de meses, que sueñan con pisar, una vez más, las calles de su ciudad. Pero, probablemente, esperarán que el próximo Carnaval venga con más ‘suerte’.  Ahora toca esperar. La FALCAP tiene la última palabra.

Vuelve la calma. Son las 13:20 horas y aparece un señor bien vestido. Va abrigado, el frío es igual para todos. Pero él, no pasa inadvertido. Su corbata amarilla de rayas negras pide ser mirada por cualquiera. Habla por teléfono, quizás está intentando solucionar este problema. Se trata de Miguel Ángel de la Calle, el concejal que ocupa una silla en ese frío edificio y que, ahora mismo, es enemigo de muchos.

Entra a su lugar de trabajo y todo sigue igual. Los cuatro jóvenes van a por la segunda ronda de cerveza. Continúan compartiendo anécdotas, entre risas. Quizás estén planeando su disfraz para dentro de 39 días o, quizás, estén poniéndole una sonrisa a la mudez de la Plaza Alta.

_________________________________________________________________________________________

Autora del artículo:

Marta Muñoz

Pacense hasta la médula aunque le fui infiel a mi tierra con Sevilla y Madrid. Periodista por vocación. Me encanta hablar y escribir sobre cualquier tema pero si es sobre el Carnaval, mejor. Integrante casi novata de la comparsa ‘Cambalada’. 
¡Deja de pensar en la vida y resuélvete a vivirla!
Nos vemos en las calles de Badajoz y, a la primera, invitas tú 🙂 


Twitter: @MartaMGB