Recortes de Serpentina

Todo sobre el carnaval de Badajoz

al loro alejandro martinez Artículos y noticias carnaval badajoz concurso murgas critica murgas badajoz natalia reigadas Opinión periodismo Sin categoría

Al loro! Que no estamos tan mal

En primer lugar me gustaría pedir perdón por adelantado a todos mis lectores, a los tres, por haber tardado tanto en volver a escribir, pero a diferencias de otros que tienen que hacerlo a diario y por trabajo, para mi esto es un hobby, y como buen hobby, lo hago cuando me apetece. 

Quizás esta expresión puede conllevar a falsas ideas sobre la opinión que quiero dar, aunque no le faltó razón a Joan Laporta cuando dijo esa frase “y a los títulos me remito”.  Pero no voy a hablar de fútbol, por mucho que algunas murgas se empeñen en colocar una primera fila que es digna de barrera cuando hay una falta a veinte metros de la portería y tienes a Bale del otro lado.

Lo cierto es que hoy me gustaría hablar de la “pacense” de adopción, y laredana, o pejina, de nacimiento, como usted prefiera que me dirija hacia su ilustre persona. En primer lugar me gustaría agradecerle el esfuerzo sobre humano que implica estar noche tras noche “sufriendo” el comentar las murgas con esas grandes descripciones culminadas de detalles sobre la actuación que bien le de tiempo a apreciar en esa cuartilla patrocinada por platanilla, la mascota definitiva, mitad platano, mitad sardinilla (del cantábrico, por supuesto, con Denominación de Origen).

No seré quién se meta con su forma de escribir porque considero que una licenciada en periodismo está mas que capacitada para emitir crónicas y artículos de opinión, de forma separada, como le enseñaron en la facultad. Tampoco le atacaré por no ser políticamente correcta ya que un servidor es tan políticamente incorrecto que no sólo sería capaz de ser ministro del PP, sino que podría hasta ser presidente del gobierno con IU. Lo que sí es criticable, señora licenciada, es su forma de hablar de los que cada noche cantan, porque no pasa una mañana en la que no me beba un café y termine escupido sobre la pantalla del ordenador. Por cierto, el cristasol que llevo comprado lo deberíamos pagar a medias, porque usted apenas da información sobre lo acontecido en el teatro. Quiero pensar que es más por falta de formación que por deformación profesional.

Yo al menos admito que no pasé una cantidad de años en la facultad de periodismo por lo que no me considero periodista, pero si soy capaz de apreciar un compás, y no gracias a las clases de dibujo técnico que cursé en el colegio, sino hablo de música, de la que sale de unas manos probablemente llena de durezas, no sólo del trabajo, sino de estar horas tocando instrumentos como para que una pseudo aficionada diga que voy rápido y no pueda apreciar que es un descompás.

No le voy a pedir que deje de hacerlo, sólo que aprenda cómo hay que hacerlo. No nos llene de alabanzas actuaciones que de por sí son capaces de conseguirlas; no me quiera hacer tragar con cosas que usted sólo aprecia, que de eso se encargaba mi madre cuando protestaba por las lentejas y ella me decía “¡COME Y CALLA!”.

Me ofrezco a enseñarle lo poco que sé, pero algo es algo. Lo mismo, mañana después del “fallo”, se digna a aparecer por un templo de carnavaleros, no con cara de derrota, pero sí con cierta humildad y, si usted lo cree oportuno, lo mismo entre gin tonics llegamos hasta a desayunar juntos mientras charlamos de carnaval y periodismo. Eso sí, el desayuno tiene que ser unas migas, que si no se me queda un tremendo vacío en el estomago y paro en cualquier bollería.

Nombres, apellidos y un guante lanzado… ¿Se atreve a recogerlo? Hoy estaremos los dos en el teatro. La ocasión va que ni pintada y, gracias a Dios, podría ser la primera de muchas conversaciones.
_________________________________________________________________________________________

El autor del artículo:

Alejandro Martínez Ramos

Soy @febreroestress y encima hasta te lo creíste, en verdad soy un poco NI-NI, NI soy del cerro Ni soy de la UD, soy mas de Badajoz que un pasodoble de Dakipacasa ( o puedes poner que las piedras de la alcazaba) tengo carne de conducir B y disponibilidad horaria (esto es el curriculum vitae no?) y no me critiques si me ves en un bar porque eso significa que tú estás allí también.