Recortes de Serpentina

Todo sobre el carnaval de Badajoz

Artículos y noticias Carnaval de Badajoz Concurso de Murgas critica la aficion menos aficionada lopez de ayala marta munoz Murgas murgas badajoz Opinión respeto Sin categoría

La afición menos aficionada

Hace unos días, volví al Teatro López de Ayala. Llevaba varios años sin poder pisar el suelo del patio de butacas y disfrutar de una noche de risas con los amigos. Las murgas, por supuesto, eran las protagonistas de la noche. Unas con más acierto, otras con menos, mostraban su trabajo sobre el escenario del teatro. Un trabajo que solo aquel que forme parte de alguna de ellas o de cualquier otra agrupación carnavalera sabe lo que es. Pero está claro que muchos lo desconocen…

Pasaban los días y aquello que parecía un hecho aislado, se convertía en algo común. Asientos vacíos, insultos de aficionados a algunas murgas… ¿Esto qué es?

Llevamos semanas rasgándonos las vestiduras por toda la polémica carnavalera y las decisiones políticas, exigiendo un mejor trato hacia esta fiesta de Interés Turístico Nacional y, ¿cómo respondemos? Mostrando una falta de respeto absoluta hacia esas quince personas que nos cantan, que ensayan varios días a las semanas y se las ven negras para sacar adelante letras que intenten enganchar con el público. Esas quince personas que han tenido la valentía y el coraje de preparar un repertorio y subirse a un escenario para presentarlo con la mayor dignidad posible. 

Y, encima, también tenemos la poca vergüenza de revender las entradas adquiridas en taquillas a precios desorbitados. ¡60 euros por una jornada de semifinales! Señores, ¿de qué estamos hablando? ¿De una fiesta querida, respetada y cuidada por muchos o de una excusa para hacer negocio y descargar todas nuestras frustraciones en personas que nada tienen que ver con esto?

Soy defensora, hasta la extenuación, del Carnaval de mi ciudad, del trabajo que elaboran durante meses comparsas y murgas, de la gente que está un lunes, martes, etc., llenando La Buhardilla con el fin de disfrutar de una noche carnavalera poniendo su mejor sonrisa. Pero nunca, jamás, defenderé a esos caraduras que intentan reventar las actuaciones de unos señores o señoras porque “no les gustan”. Esos mismos caraduras que asisten al teatro para ver a sus dos agrupaciones favoritas y no dudan en dejar su asiento vacío, aunque eso suponga que otra persona no haya podido disfrutar de la jornada entera. 

Jamás defenderé a esos abanderados del término ‘aficionado’ que no son capaces de llevar ni la ‘a’. A todos ellos, les invito a no asistir a la final de mañana de las murgas ni a ir al desfile de Comparsas. Pero sí les invito a que recapaciten sobre el verdadero significado del Carnaval y, si no, ya nos encargaremos el resto, los verdaderos aficionados, de darle sentido. 

_________________________________________________________________________________________

Autora del artículo:

Marta Muñoz

Pacense hasta la médula aunque le fui infiel a mi tierra con Sevilla y Madrid. Periodista por vocación. Me encanta hablar y escribir sobre cualquier tema pero si es sobre el Carnaval, mejor. Integrante casi novata de la comparsa ‘Cambalada’. 

¡Deja de pensar en la vida y resuélvete a vivirla!
Nos vemos en las calles de Badajoz y, a la primera, invitas tú 🙂 

Twitter: @MartaMGB